Puede que seamos extraterrestres

Científicos del Imperial College de Londres afirman haber encontrado pruebas de que la vida en nuestro planeta no se originó en la Tierra. Por primera vez, afirman los científicos, se ha confirmado la presencia de un componente importante de nuestro material genético primigenio en unos fragmentos de meteorito de origen extraterrestre. Todas las historias sobre extraterrestres que inundan las páginas de la prensa amarillista, tienen un peso insignificante si los hechos que relata Zita Martins (investigadora asociada al Departamento de Ciencias Terrestres e Ingeniería del Imperial College) resultan ser ciertos. Según los investigadores, al menos una parte de la materia bruta que, según se cree, estuvo implicada en la creación de las primeras moléculas de ARN y ADN podrían ser de origen extraterrestre.


Martins y sus colaboradores afirmaron haber descubierto uracilo y xantina, dos precursores de las moléculas que configuran el ARN y el ADN, y que reciben el nombre de nucleobases, en los fragmentos de una roca conocida como meteorito Murchison que cayó sobre Australia en el año 1969. Zita Martins explicó que “la primeras formas de vida pudieron haber adoptado a las nucleobases presentes en los fragmentos de meteorito para su uso en la codificación genética, lo cual les permitía transmitir con éxito sus rasgos a las generaciones posteriores”.

Seguir Leyendo...

Aparentemente, los investigadores han logrado probar que las moléculas llegaron del espacio y que no son resultado de la contaminación una vez que el meteorito aterrizó en nuestro planeta. Los científicos creen que las lluvias de meteoritos fueron muy comunes hace varios miles de millones de años en la Tierra, Martins comenta: “hace entre 3.800 y 4.500 millones de años, cayeron a la Tierra grandes cantidades de rocas similares al meteorito Murchinson, justo en el momento en que las primeras formas de vida comenzaban a surgir”. En la nota de prensa emitida por el Imperial College puede leerse: “los fuertes bombardeos de aquellos tiempos podrían haber arrojado grandes cantidades de material meteorítico hacia la superficie de planetas como la Tierra y Marte”. Mark Sephton, también del Departamento de Ciencias Terrestres e Ingeniería del Imperial College, cree que esta investigación es un paso importante hacia el objetivo final, comprender como pudo haber surgido la vida en la Tierra primigenia. “Ya que los meteoritos representan al material sobrante de la formación del sistema solar, los componentes clave de la vida - incluyendo las nucleobases - podrían haberse expandido por el cosmos”, comentó Septhon. “Como cada vez encontramos más y más materia prima para la aparición de la vida en objetos espaciales, la posibilidad de que la vida surja en todos aquellos lugares donde se de la química precisa, se hace más prometedora”. Sus hallazgos estan publicados en la revista Earth and Planetary Science Letters. Vía: We may be extraterrestrials after all

0 comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts with Thumbnails